ALGUN DÍA, CUANDO PUEDA LLEVARTE A VARSOVIA


algun.pngFicha Técnica


- Título: Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia

- Autor: Lorenzo Silva

- Editorial: Anaya

- Colección: Espacio Abierto

- Ciudad: Madrid

- Fecha de edición: Noviembre 1997

- Número de páginas: 231

- Premios recibidos: Finalista Premio Nadal 1997






Tema:

Se trata de una historia de amor de juventud, aunque también tiene como tema la emigración. La historia de amor es entre Laura, que es española y Andrés, polaco. En este libro puede verse la importancia de los emigrantes en nuestro país o en otros donde haya emigración. Laura, la protagonista de la historia, ve en Andrés lo que los demás no ven y, entre los dos, empieza una bonita amistad que se convierte en algo más.


Argumento:

Laura es una niña de catorze años, muy normal que vive en un barrio de Getafe. A ella nunca le pasan cosas interesantes, pero ya está acostumbrada a eso; por lo contrario, escribe en su libro las cosas interesantes que suceden a los demás.

Un día, una familia polaca llega a su bloque y ella siente un gran interés por ellos. Sin embargo, a los demás vecinos no les hace ninguna gracia que los recién llegados sean de polonia, sobre todo a Mariano y su hijo Roberto, que son un poco racistas.

Roberto se lleva muy mal con Laura, aunque en realidad está enamorado de ella. Un día, cuando Laura vuelve del colegio con sus amigas Silvia e Irene, se encuentran con Roberto y sus amigos. Al final, se pican y cuando un amigo de Roberto quiere pegar a Laura, aparece el niño polaco y las defiende. El niño dice que se llama Andrés. Desde ese momento, Laura se interesa por él y quiere hacerle muchas preguntas. Lo solía esperar cuando salía a tirar la basura, pero nunca coincidia con él, hasta que un día se lo encontró. Laura aprovechó para hacerle algunas preguntas, pero metió la pata.

Laura, al final se encariñó con el polaco, pero su padre le prohibió volver a verle, porque Andrés había tenido una pelea con los mismos chicos del primer día, de donde salió herido y tubo que ir al hospital. Aun así, se encuentran en secreto los domingos, en el Cerro de los Ángeles donde Andrés empezó a contar a Laura una historia de cuando su padre era capitán de un barco que navegaba en agua dulce, en el rio de Varsovia, el Vístula. Contaba que tenía una tripulación y les habían ordenado un encargo en el que tenían que llevar mercancía a otra ciudad. Pero, una vez allí, les secuestraron y les hicieron llevar el barco al mar. Sin embargo, trazaron un plan y consiguieron escapar de los secuestradores. Al final, la policía capturó a los secuestradores y al dueño del barco. Entonces, la tripulación y el capitán se quedaron sin trabajo y fue cuando el capitán decidió venirse a España a vivir y se vino con su familia.

Tras esa historia, Laura se quedó aún más impresionada. Pero, un día, los polacos tuvieron que huir sin avisar porque estaban ilegales y la policía los buscaba, así es que regresaron a Polonia. Al final, Laura se quedó muy triste, pero siempre recordará a Andrés como un buen amigo al que le abrió el corazón como poca gente lo había hecho. También recuerda la promesa que Andrés le hizo, le había prometido que algún día la llevaría a Varsovia.




Trilología de Getafe:

Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia forma parte de "La Trilología de Getafe" que está compuesta por los siguientes títulos:

Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia

external image varsovia.jpg
Autor: Lorenzo Silva
Editorial: Anaya
Fecha de publicación: 1997
Nº de páginas: 120

Sinopsis:
Una familia de inmigrantes polacos va a vivir a Getafe. La gente del barrio la acoge con mucho recelo, a diferencia de Laura, la protagonista de la historia, que se siente atraída por ellos e inicia una amistad con uno de los hijos, Andrés, un chico de dieciséis años. ¿Cómo es ese otro desconocido? ¿Existirá un punto de encuentro entre lo real y lo imaginado por Laura? Con humor, misterio y profundidad psicológica, se relata una historia que no deja de estimular la reflexión.


El Cazador del Desierto

external image cazador.jpg
Autor: Lorenzo Silva
Editorial: Anaya
Fecha de publicación: 1998
Nº de páginas: 192

Sinopsis:
Un nuevo alumno, José María, solitario y corrosivo, dejará una profunda huella en Irene, la chica más estudiosa del curso, una joven sensata que lo tiene todo bajo control. Nadie habría dicho que haría migas con el nuevo compañero, pero Irene cultivará su amistad y averiguará que José María también odia su nombre y prefiere que le llamen Orens, por Lawrence de Arabia. Quedará fascinada ante el desierto y los cazadores solitarios, lo único que Orens no odia.


La lluvia de París

external image lluvia.jpg
Autor: Lorenzo Silva
Editorial: Anaya
Fecha de publicación: 2000
Nº de páginas: 192

Sinopsis:
A Silvia, la chica más guapa del instituto y de todo el barrio, se le presenta, por fin, la oportunidad de convertirse en una estrella del cine: André, un director polaco afincado en París, la contrata para hacer una película en la capital francesa. Y allí, en París, Silvia roza primero la gloria y después se topa con la decepción que producen los sueños incumplidos. Y todo ello la obliga a hacerse definitivamente mayor.


Aquí os dejo un enlace de la trilologia de Getafe donde tambíen hay algunas fotos de Getafe
.



Lorenzo Silva:

Lorenzo Manuel Silva Amador nació el 7 de Junio de 1966, en Madrid. Ha vivido una parte de su vida (entre 1971 y 1985) no demasiado lejos de allí, en Cuatro Vientos (distrito de Latina). Entre 1993 y 1994 fue vecino de la Ciudad de los Ángeles, también en Madrid (distrito de Villaverde). Durante el resto de su vida ha vivido en su casa de Getafe. Desde el otoño de 2LORENZOSILVA2007.jpg008, ha encontrado otro espacio vital en Viladecans. Así se ha convertido en madrileño forastero en tierras catalanas, con lo que le ha ayudado un poco más a cumplir su sueño de ser un poco extranjero en todas partes.
Como a veces la vida no ofrece facilidades para que uno haga lo que desea, estudió Derecho en la Universidad Complutense y estuvo trabajando como abogado de una gran empresa del sector energético, desde 1992 hasta 2002. Pero por suerte, su camino siempre fue otro. Desde que empezó con la literatura en 1980 ha escrito muchos relatos, artículos y ensayos literarios, varios
libros de poesía, una obra dramática, un libro de viajes y veinte novelas. De todo ello, tras abandonar en plena adolescencia la poesía y el género dramático, ha publicado hasta la fecha un buen número de relatos y artículos y los siguientes libros.

Ha obtenido varios premios gracias a sus novelas
. Su obra ha sido traducida al ruso, francés, alemán, italiano, catalán, portugués, danés, checo y árabe.

Colabora en prensa y revistas con reportajes, artículos literarios, de viajes y de opinión, e incluso hace de comentarista de radio. En este momento, sus colaboraciones escritas aparecen con regularidad en XLSemanal y El Mundo, y en muchos otros medios como ABC, El Correo, El País, etc. y se le puede oír en el magazine radiofónico Al sur de la semana de la COPE.



Frases que me han gustado:

En la vida hay varias cosas que me gustan y otras que me dan un asco que no lo soporto, y una de las que más asco me dan es ver cómo alguien que no sufre tiene el desparpajo de reírse de otro que sufre y que no tiene la culpa de sufrir.

Los que se pasan la vida culo veo culo quiero, y no le prestan ni atención ni cariño a la cosas que la suerte les ha concedido, no se merecen tener nada, y menos que nada, lo que tienen y no quieren ni cuidan. Eso es por lo menos lo que yo creo, y por eso me gusta mi barrio y estoy tan contenta de vivir en él.


Tengo más y más la impresión de que las mejores historias de todas son precisamente aquellas en las que se dan a la vez cosas que se contradicen y que parece que nunca deberían ir juntas.

He aprendido a disfrutar de no ser extraordinaria.

El orgullo es así, una especie de alegría idiota que te viene en los momentos más inoportunos y por cosas que no tienen ninguna importancia y que nunca arreglan nada.

El instinto de conservación es un impulso miserable, pero bastante persuasivo.

Ésa podía ser la primera vez que supe lo que era perder. Después, sí, había perdido otras veces, pero no sabía si en el sentido en el que Andrés empleaba la palabra. Parecía un sentido más trascendental que todo eso.

De vez en cuando, pasa algo que parece un signo. Ya sé que creer que algo que pasa es un signo resulta una creencia un poco supersticiosa y no tiene ningún fundamento científico, pero a mí, a veces, me pasan cosas que me parece que son signos.

Una partida perdida la olvidas enseguida. Una vida malgastada te duele siempre. La suerte nunca hay que gastarla hasta el fondo. Si la gastas hasta el fondo se convierte en desgracia.

Es tan raro que alguien te enseñe su corazón ni siquiera medio minuto que creo que debo destacarlo como algo que importa bastante.

Creo que lo primero es tratar de soñar la tierra que quieres pisar, aunque luego sea imposible pisarla. Lo que nunca has soñado no lo sientes, y sin sentir, qué más da dónde narices puedas poner los pies. Los pocos sueños que consigues vivir son lo único que vives para siempre. Si lo piensas, la suerte es que no hay una sola verdad.




Personaje principal:

Laura

Laura es la narradora de esta historia. Es una chica de catorze años que vive en un barrio de Getafe y tiene un hermano pequeño llamado Adolfo, a quien Laura le llama hámster. A Laura le gustan las cosas abandonadas a las que nadie hace caso. Es por esto que se fija en Andrés, un chico polaco al que todo el mundo evita, y con quien descubre la amistad y el amor. No consigue entenderse a sí misma y tampoco comprende la reacción racista de los demás frente a algo nuevo y diferente que ella ve como una cosa muy interesante.
Cuando está triste se refugia en la música, aunque no en una música cualquiera ni en la que está de moda, ella prefiere esa música en la que sus sentimientos se reflejan mejor, que muchas veces es música clásica.
Tiene dos mejores amigas, Irene y Silvia, una es la más lista de la clase y la otra la más guapa, que hace anuncios (hasta hace una película, pero para saberlo necesitas leer La lluvia de París). Laura no es ni muy guapa ni muy lista, es normal, pero lee libros y quiere ser escritora, y eso le hace ser original.



Opinión personal:

El libro me ha gustado mucho, principalmente porque trata temas de interés general y que preocupan a la juventud, además es muy realista.
Lo que más me ha gustado ha sido el comienzo, tanto el del cuento como el de la historia, y cuando explica su vida en Getafe con sus amigas. A medida que avanzaba el libro, era menos interesante, pero seguía siendo tan bonito como siempre.
Sin embargo, ha habido algunos detalles que no me han gustado tanto. Por ejemplo, lo mucho que ocupó la historia de Andrés en Polonia ya que en algún momento me aburrió un poco.
En general, me ha parecido una historia muy buena, porque el libro mezcla la historia con la vida de una chica adolescente que se enamora de un chico polaco, que no es muy guapo pero lo que a ella le importa es su interior, y entre ellos se muestran todos sus sentimientos.
Lo recomiendo a todos los que les guste las historias que pueden pasar en nuestro mundo, que pueden ser realidad y también a quien les guste las historias de amor y amistad entre adolescentes.




Polonia i Varsovia:

"Desde esa noche, para mí, no hay una imagen más hermosa del sur. Ni siquiera las playas doradas o los mares de color azul turquesa que salen en las películas. Desde esa noche, para mí el sur es una débil línea de luces que parpadea en la distancia, más allá del mar alborotado" decía Andrés.

1203890797_f.jpg


Laura en el libro explica que no sabia nada de Polonia antes de que vinieran los nuevos vecinos, no sabia ni que países lo limitaban. Sabia que estaba en Europa, más o menos entre Rusia y Alemania, y que Alemania empezó la Segunda Guerra Mundial invadiéndola. Su profesor de Sociales les contó una anécdota muy impresionante. Resulta que, cuando los polacos ya habían perdido todas las posibilidades de resistir, una división de caballería que se llamaba Pomorska cargó a la desesperada contra los tanques alemanes. Murieron todos, sin romper un solo tanque con sus espadas y sus lanzas.
Pero saber que Polonia está al lado de Alemania no es mucho. Ahora está limitada por muchos más países aparte de rusia, que ahora solo la limita un pedacito, si cogéis también vosotros un atlas veréis que Polonia limita ahora con Lituania, Bielorrusia, Ucraina, Eslovaquia, la República Checa y al oeste, como siempre, Alemania. También veréis las ciudades más importantes, que tienen todas nombres más o menos fáciles en español y dificilísimos en polaco, aunque para ver eso tendréis que tener un atlas bilingüe, como el mío. En español se llaman: Danzig, Stettin, Breslau, Cracovia, Varsovia. Y en polaco: Gdarísk, Szczecin, Wroclaw, kraków, Warszawa. Otras se llaman sólo de una manera: Poznarí, Katowice, Lódz, Lublin.

Los vecinos venían especialmente de Varsovia. Andrés le dijo a Laura que algún día, cuando pudiera, la llevaría a Varsovia para que pudiera verla con sus propios ojos. Laura decía que Varsovia le atraía tanto gracias a Andrés y su forma de explicarla.
- De todas formas, quizá no te guste Varsovia, cuando la veas - dijo Andrés.
- Claro que me gustará. No puede dejar de gustarte algo que has soñado, cuando lo has soñado con toda tu alma - contestó Laura.
- Y tú la has soñado, Varsovia.
- Varsovia y todo lo demás que me contaste. Mientras me lo contabas era como oír una música, y la música siempre me hace soñar.
- Cuidado con eso. Ya sabes que la mayoría de la gente se burla de los que andan por ahí soñando. Lo primero es tener los pies en la tierra.
- Pues yo creo que no. Creo que lo primero es tratar de soñar la tierra que quieres pisar, aunque luego sea imposible pisarla. Lo que nunca has soñado no lo sientes, y sin sentir, qué más da dónde narices puedas poner los pies.

Yo he ido a Polonia y me gusto mucho porque además fuimos, con mi familia y unos amigos, durante navidad y como podéis pensar nevó. A mi me gustó mucho que nevara ya que aquí en Cataluña no había nevado todavía y le dio a Polonia un toque más atractiva. Primero cuando llegamos no me gusto nada, la encontraba muy dejada, como si estuviera en ruinas. (Y cuando leía el libro y Andrés describía Polonia, por dentro pensaba que no era tan bonita como él explicaba). Pero a poco a poco me fui gustando cada vez mas, es muy bonita. En la capital, Varsovia, me gustaría podido ir pero no fui así. Ahora me da pena que no fuimos en Varsovia ya que Andrés la describe de una forma que parece una ciudad impresionante y muy bonita y delicada. Allí es donde Andrés quiere llevar a Laura, la cual sueña tanto en ella. Y sí que es verdad que es como una música su manera de hablar, como dice Laura en el libro. Hablan muy deprisa y sin parar para respirar entre cada palabra y con muchos sonidos muy poco usuales para nosotros. Parece que siempre digan lo mismo pero en verdad están diciendo un montón de palabras, sonidos y letras diferentes. Cuando los sientes hablar por primera vez parecen muy bastos pero si los paras a escuchar bien y piensas en ello te parece muy bonita su lengua.

external image 09_05_09_varsovia-10_foto_martin_javier.jpg external image varsovia.jpg




nubes1.jpg




Anna Sogas Riba